La menor, de 9 años, permanece internada en grave estado. Mientras tanto, la fiscal Roxana Peresin tomó las primeras medidas, se entrevistó con los padres y fue descartando hipótesis. “No hay hecho delictivo, tampoco un intento de suicidio ni un accidente entre chicos” señaló. No descartó la posibilidad del sonambulismo.
La fiscal que investiga la caída de la niña de 9 años de Reconquista desde el cuarto piso del Hotel Castelar de 25 de Mayo y Cortada Falucho hizo declaraciones en medio norteños. Según publica el portal ReconquistaHOY, Roxana Peresin dijo que “al menos por ahora no hay ningún indicio de un hecho delictivo, tampoco de un intento de suicidio, tampoco de un accidente entre chicos, pero hay aún preguntas sin responder, y que por eso investiga, y apenas pueda se va a entrevistar con la nena2.

Informó que “el hecho fue a la 1:50” y que Yazmin estaba alojada en ese hotel junto a otros chicos de la escuela de Reconquista, que habían venido a Santa Fe en un viaje de estudio. Agregó que “un trapito de la zona la había visto agarrada de la ventana y vio cuando cayó, entonces rápidamente se comunicó a la policía y el traslado fue rápido al hospital de niños”.

Contó además que se entrevistó con los padres de la nena y se informó del cuadro médico. También la fiscal se constituyó en el Hotel donde fue el suceso “para ver donde dormía Yazmín y donde dormían las compañeritas”.

Por último, la fiscal no descartó la hipótesis del sonambulismo. “Hablando con los papás me comunicaron que había tenido Yazmín antes, cuando era más chica, episodios de sonambulismo, pero en principio hasta que Yazmín no recupere la conciencia no lo vamos a poder saber” concluyó.