El sujeto, que permanecía encerrado en el baño de su casa, se disparó en la cabeza y murió camino al hospital.


El hombre que estuvo nueve horas atrincherado en una casa de la localidad platense de Tolosa tras matar a su hijastro de diez años y herir a su pareja, murió esta tarde en un centro asistencial al que fue llevado tras dispararse un tiro en la cabeza, informaron fuentes policiales.