Tania, la mamá de Bernarda Massolo, confirmó este miércoles que su hija “ya respira por sus propios medios. Hace ya algunas horas que está sin el respirador y de a poco está despertando del coma inducido”, aunque aclaró que todavía no pudo hablar con ella.


La joven de 20 años permanece internada en el Hospital Cullen desde donde llegó trasladada de Brasil, en un operativo sanitario facilitado por el gobierno provincial. Bernarda se encontraba en el país vecino junto a su novio, Ángel Rolón, quien la roció con alcohol y le prendió fuego, provocándole heridas en el 60% del cuerpo.

Unos pocos días después del hecho el sujeto fue capturado en Candelaria, a unos 100 km de Santa María, localidad en la que se produjo el ataque y donde estaba internada Bernarda antes de su traslado en avión hasta nuestra ciudad. Mientras, Rolón permanece detenido en Brasil.

Al respecto, Tania pidió hoy “la máxima condena para Rolón, porque es un intento de femicidio. Ojalá que pague lo que le hizo a mi hija, y que cumpla la condena en Brasil”.

Asimismo, la mamá de Bernarda reconoció “la muy buena atención” que su hija recibió en Brasil, “pero no era el lugar en el que Bernarda tenía que estar”, y también destacó “la exelente la atención del Cullen y de todo el equipo de enfermeros y los médicos, que continuamente la están viendo para evaluar el grado de sus quemaduras y cómo es la evolución”.