La Academia y el Lobo se miden en Mendoza en la final del torneo que otorga una plaza en la próxima Copa Libertadores.El encuentro será a aprtir de las 21.10 hs, y será transmitido por TYC Sports.

Después de perder tres finales consecutivas desde 2014, Rosario Central se enfrenta este jueves con Gimnasia y Esgrima de La Plata en el partido definitorio de la Copa Argentina e intentará arrebatarle al Lobo la chance de cortar otra larga racha sin títulos.

Los triperos ganaron la Liga argentina de 1929, cuando el fútbol todavía no era profesional en el país, y luego la Copa Centenario de 1993/94, un torneo que especial organizado por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en conmemoración del centenario de su fundación.

Los canallas, por su parte, acumulan nueve títulos nacionales oficiales y uno internacional: la Copa Conmebol de 1995, que, además, es el último campeonato que ganó.

En esta edición del certamen nacional que se disputa en paralelo con la Superliga, Gimnasia se dio el gusto de eliminar a River Plate en semifinales y a Boca Juniors en octavos de final.

En cuartos venció a Central Córdoba, en dieciseisavos a Olimpo y en los treintaidosavos a Sportivo Belgrano.

Rosario Central, por su parte, llegó a la final tras dejar en el camino en cuartos de final a Newell’s Old Boys en un polémico clásico en la cancha de Arsenal.

También superó a Juventud Antoniana (treintaidosavos de final), Talleres de Córdoba (dieciseisavos), Almagro (octavos) y a Temperley (semifinales).

Por otra parte, el presente auspicioso del Lobo en la Copa Argentina contrasta totalmente con su andar en la Superliga.

En ese torneo el equipo de Pedro Troglio lleva cuatro derrotas consecutivas, sumó solo 14 puntos de 42 posibles y está a un paso de la zona de descenso a la segunda división.

Además, el avión que los llevó a la provincia de Mendoza, donde se jugará el partido, tuvo algunos problemas para aterrizar.

“Estuvo más difícil aterrizar que llegar a jugar la final. Por lo menos jugar una final te da placer, dijo, entre risas, el entrenador platense.

“Nosotros nos hemos ocupado más de este torneo y hemos desatendido un poco la liga local, que no era el panorama previo que queríamos, pero la situación nos ha llevado a esto. Lo que sé es que llegamos muy bien desde lo anímico, va a ser un partido muy duro“, añadió el DT, quien cuenta con todos los habituales titulares en óptimas condiciones físicas.

Rosario Central, por su parte, deambula por la mitad de la tabla en el torneo local y viene de caer este lunes ante Vélez por 0-2.

“La gente le hace sentir a los jugadores lo que es la final. Obviamente la cabeza está puesta en esa final. Vamos a enfrentar a un equipo que eliminó a Boca y a River. Va a ser una final dura, como todas”, dijo Edgardo Bauza.

El volante Leonardo Gil, que se perdió los últimos partidos por una lesión, se recuperó y regresará al equipo, pero no estará al 100% de acuerdo a la evaluación de los médicos.