La resolución fue dictada por el Ministerio de Infraestructura y Transporte. La empresa había pedido una suba del 30% en una primera instancia y otro 30 para el resto del año.

El gobierno provincial autorizó un aumento del 28% en las facturas del primer bimestre de ASSA, según se conoció este viernes. La medida firmada por el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay ya le fue comunicada a la prestataria del servicio de aguas y cloacas en varias localidades de la provincia, entre ellas Santa Fe y Rosario.

ASSA había pedido un aumento del 30% para el primer bimestre y otro 30 para la segunda etapa del año lo que implicaría una suba acumulada cercana al 69%.

En la autorización concedida ayer se deja abierta la posibilidad de una revisión en los bimestres siguientes del cuadro tarifario. En los considerandos de la resolución, el Poder Ejecutivo hace lugar en parte a la solicitud de la empresa reconociendo mayores costos para la prestación del servicio tanto de aguas como de cloacas. No obstante y siguiendo las recomendaciones de Enress, el Ejecutivo mantiene los aportes del Tesoro para el funcionamiento de ASSA.
La semana próxima, salvo en Rosario, en el resto de las ciudades servidas por ASSA se producirá el vencimiento de las facturas del último bimestre del presente año. Las siguientes facturas tendrán el incremento del 28%. En este 2018, el aumento, en dos tramos, fue del 39%.

Enress

Este miércoles, el Enress había emitido la resolución tras el pedido de audiencia y la realización de dos audiencias públicas. Como informara El Litoral el jueves, la resolución abunda en consideraciones de índole política y consideraciones y recomendaciones de cara al usuario.

Así, sostiene el documento que “si comparamos el pedido de revisión tarifaria de la prestadora (Assa) con las previsiones de subas de los ingresos de los trabajadores y del personal pasivo para el mismo período, se advierte una clara desproporción, con independencia de que las variaciones en la economía, principalmente en el tipo de cambio y la inflación”.Por ese motivo, la resolución del Ente expresa que “vincular el aumento de las tarifas de servicios públicos directamente con los aumentos previstos para los trabajadores en los acuerdos paritarios, reajustes de haberes previsionales y estimaciones del costo de vida, garantiza los principios de racionalidad y proporcionalidad; entendiendo que siendo de otro modo podría tener un impacto negativo en la cobrabilidad y generar perjuicios en la continuidad y calidad del servicio”.

Y además consideró necesaria la “implementación de una Nueva Estructura Tarifaria para la Prestadora Assa, en el entendimiento de que la aplicación de la vigente conlleva a inequidades en la determinación de las tarifas”.

La extensa resolución del Enress -ya en su fase resolutiva- considera que “se cumplen formalmente los extremos de procedencia que habilitan la instancia de revisión tarifaria, conforme a lo establecido en los Arts. 66 Inc. k), 81 y 88 de la Ley Provincial Nº 11.220” y que el Ministerio de Infraestructura “debe contemplar los costos reales y eficientes del servicio en el ámbito de la prestación”.

También le solicita al Ministerio de Infraestructura que para el año venidero “el gradualismo en la aplicación de las revisiones tarifarias con la finalidad de moderar el impacto de las mismas en los usuarios del servicio brindado por Aguas Santafesinas SA” junto con la solicitud de que “formule un nuevo Régimen Tarifario a aplicar por Assa, el cual es inescindible de la formulación y aplicación de un Sistema de Tarifa Social que atienda a los sectores más vulnerables servidos por la prestadora”.