La manifestación no tiene el aval del Sindicato Trabajadores Viales Santa Fe. Agentes resultaron con lesiones menores. Las autoridades de la DPV adelantaron que presentarán una denuncia penal.

Un reducido grupo de empleados de la Dirección Provincial de Vialidad produjo, este viernes 7 al mediodía, graves daños al edificio de esa repartición.

Bajo el alero de la sede de bulevar Muttis 880, fueron incendidadas cubiertas lo que afectó su fachada, causó cuadros de intoxicación entre los empleados y puso en peligro de incendio al inmueble, por la presencia de fuego a solo metros del sistema eléctrico y de otras insalaciones inflamables.

Trabajadores de la repartición intentaron convencer a sus pares de deponer esa violenta actitud, pero recibieron lesiones en esas tensas circunstancias.

Cabe destacar que los manifestantes, que colgaron un letrero en el que acusan a la conducción de la DPV de llevar adelante acciones “antisindicales”, no actuaron con el aval del Sindicato Trabajadores Viales Santa Fe, ni están afiliados a ese gremio.

“Los compañeros recibieron momentos complicados, una de nuestras compañeras fue insultada y la pasó muy mal, lo mismo que uno de los guardias. Hubo agresiones físicas al compañero de la guardia de seguridad”, aseguró Eduardo García, secretario general del sindicato que tiene personería gremial y cuenta con la enorme mayoría de los afiliados del sector.

“No están afiliados a nuestra entidad sindical, ni pertenecen a nuestro gremio. Nada justifica lo que han hecho”, agregó.

Los manifestantes, en cambio, responden a la Asociación Gremial Trabajadores Viales Provinciales de Santa Fe, que cuenta solo una inscripción ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

García agregó que se comunicó con el titular de la DPV, ingeniero Jorge Seghezzo, quien -según expresó el dirigente gremial- le adelantó que presentará una denuncia penal contra los empleados que produjeron los hechos narrados.