Este sábado a primera hora de la mañana viviendas familiares de la comunidad Qom del barrio Los Pumitas fueron intervenidas por un allanamiento del Comando Radioeléctrico, donde hubo golpes, heridos de balas y ocho personas detenidas.

 

Una vecina de la comunidad Qom de nombre María Rosa describió a Rosarioplus.com que “el comando se metió en varias casas, pateando puertas, se llevaron detenidos  y dos fueron llevados al hospital, uno con la mandíbula rota”.

A partir de las detenciones, muchos vecinos se aprestaron en la comisaría 20, donde se encontraban los detenidos, para pedir que fueran liberados, lo que ocurrió con el correr de las horas, según aseguraron voceros del Ministerio Público de la Acusación.

Según precisaron estas fuentes oficiales, el operativo fue a partir de que “se dio aviso a la fiscal en turno de flagrancia por un hecho de robo entre dos integrantes de una misma familia, y en ese contexto se realizó el operativo, que comenzó un conflicto entre vecinos y el personal policial”.

El referente de ATE Gustavo Martinez relató a este medio que tres vecinos heridos fueron derivados al HECA y el Policlínico San Martín, y que “efectivos de la comisaría se niegan a dar información e insultan a los representantes de organizaciones que solicitan explicaciones”.

Las lesiones de los vecinos fueron constadas por el médico forense, y los voceros de la Fiscalía precisaron que “en principio serían leves”.

Investiga la fiscal de Violencia Institucional Karina Bertocci, quien ordenó la intervención de asuntos internos sobre el accionar policial, los GPS de los móviles actuantes y el nombre de todo el personal policial que estuvo en el procedimiento.

En diálogo con Rosarioplus.com, Martínez describió la escena que recabó a partir de dialogar con los vecinos: “Entraron a varias viviendas como patota rompiendo todo –televisores, computadoras, todo lo que identificaban como de valor-, a uno de los detenidos lo pateaban en el piso. Un par de vecinos salieron a frenarlos y los terminaron golpeando, y a una mujer le pusieron la escopeta en la cabeza, pero de todo eso no se qué es lo que la gente llegará a denunciar porque tiene miedo”.