EE. UU. Una nueva esperanza se ha sembrado en millones de pacientes que luchan contra el VIH, ya que los investigadores que se encuentran a la búsqueda de la cura de esta enfermedad aseguran que podría estar cerca.

 

En la actualidad, el virus puede esconderse a niveles casi indetectables y puede evitar ser aniquilado, lo que significa que un paciente no puede curarse nunca.

Pero los investigadores de la Universidad de Illinois creen que pueden haber dado un paso más certero en el tema de librar a los pacientes por completo del virus.

Afirman que han detectado un gen dentro del cerebro que podría eliminar el virus de ser ocultado y así dejarlo vulnerable al sistema inmunológico y las medicinas que se les aplica.

Una cantidad de organizaciones benéficas importante aplaudieron los hallazgos que han sido descritos como resultados prometedores.

Dichos avances médicos que han surgido en las últimas cuatro décadas han significado que los pacientes que viven con el virus pueden tener relaciones sexuales sin usar protección sin temor a pasarlo.

Pero el objetivo final en realidad es descubrir la cura para el VIH, que se estima atacará a más de 37 millones de personas en todo el mundo.

E incluso, en los pacientes que se considera que tienen un recuento casi indetectable del virus, hay rastros de VIH que se encuentran dormidos dentro de sus cuerpos.

Estos se denominan virus latentes y no causan la enfermedad, pero no por eso, pueden ser destruidos por el sistema inmunológico y mucho menos por los medicamentos, razón por la cual se prevé que es imposible deshacerse del VIH.

Sin embargo, cuando estos virus latentes vienen a la vida y tratan de atacar el cuerpo, este momento fuera de la clandestinidad es el instante perfecto para que el sistema inmunológico y los medicamentos puedan dirigirse directamente a ellos.

Los investigadores de este protocolo, dirigido por el profesor Jie Liang afirmaron que la sustracción del gen que hace que el VIH salga de su escondite, llamado Tat, podría exponer al virus al sistema inmunilógico.

Lo cual permitiría que los tratamientos médicos, es decir los antirretrovirales ataquen al virus latente para forzarlo a salir de la luz en un método conocido como “shock and kill” (choque y muerte).

“Es extremadamente difícil sacar las células infectadas en forma latente fuera de su latencia”, dijo el profesor Liang, un ingeniero biomédico.

Los autores del estudio lo han calificado como “el principal obstáculo para la erradicación de la infección por VIH”, al momento ningún fármaco existente se dirige al gen Tat.

Se han hecho pruebas de tratamientos de choque y muerte a pacientes con VIH que usan medicamentos contra el cáncer llamados inhibidores de HDAC, como vorinostat y panobinostat.

Pero hasta el momento no se ha logrado reducir el reservorio latente, según narran los autores del estudio publicado en la revista PNAS.

Los investigadores, que tienen una base en la Universidad de Chicago, explotaron el tema de cómo hacer que el VIH que se oculta dentro de las células sea visible para el sistema inmunológico.

Usando un modelo de computadora, los investigadores han estudiado el gen Tat en múltiples condiciones.

“Y nuestros resultados sugieren nuevas formas de apuntar a las células latentes que pueden conducir a la erradicación del virus VIH de un huésped”.

La replicación de los virus está controlada por un gen llamado Tat, que elimina la maquinaria de la célula y hace que se produzcan copias del VIH.

Aunque el sistema inmunológico naturalmente combate este proceso, pero sucede sólo cuando Tat está “activado” y el virus se está replicando activamente. Cuando el gen se “apaga”, el VIH permanece inactivo en la célula.

El gen tiene una posibilidad aleatoria de estar activo o inactivo en cualquier momento y esto puede cambiar de uno o otro de forma espontánea.

Un portavoz de la National AIDS Trust aseguró que este tipo de investigaciones que persiguen la cura, siempre son emocionantes y bienvenidos.

Terrence Higgins Trust dijo: “Los hallazgos de esta nueva investigación son prometedores y es genial ver cómo se investiga un nuevo mecanismo para erradicar el VIH. Pero es importante enfatizar que este es un modelo muy preliminar que aún no ha llegado al laboratorio”.

El virus del VIH daña progresivamente las células cruciales del sistema inmunológico, y esto debilita la capacidad del cuerpo para combatir infecciones.

Si la infección no se trata a tiempo, esta enfermedad se transforma en SIDA, y esto deja al cuerpo vulnerable ante un sinnúmero de enfermedades e infecciones mortales que el sistema inmunitario debilitado no puede abordar propiamente.

La cifras han estimado que alrededor de 101.600 personas viven actualmente con la infección en el Reino Unido, mientras que el número de víctimas está más cerca de la marca de 1.1 millones en los EEUU.

Y en ambos países, una de cada siete personas con VIH positivo no están diagnosticadas.

Se produce después de que las cifras oficiales de septiembre revelaron que la cantidad de nuevos casos de VIH diagnosticados en el Reino Unido ha caído a sus niveles más bajos desde 2000.