La medida busca poner coto al tráfico creciente y alcanza a trenes, colectivos y tranvías. La fecha estimada para su entrada en vigencia es el primer trimestre de 2020

Ni pase, ni medio boleto, ni Sube, ni Movi: Luxemburgo podría convertirse en el primer país europeo en introducir transporte público gratuito en todo su territorio.

En el acuerdo de coalición del nuevo gobierno vigente desde el último miércoles y dirigido por el liberal Xavier Bettel se menciona que “el transporte público gratuito se introducirá en el territorio del Gran Ducado de Luxemburgo durante el primer trimestre de 2020”.

La medida, que busca poner coto al tráfico creciente, incluye trenes, autobuses y el tranvía que circula en la capital.

En 2016, más de 100 millones de pasajeros utilizaron el transporte público en el país, de 600 mil habitantes. Según Eurostat, el 17 por ciento de los viajes se realizan en transporte público, una proporción similar a la media europea. Aún así, la ciudad de Luxemburgo sufre de una de las peores congestiones de tráfico del mundo.

Actualmente ya se benefician de la gratuidad del servicio los menores de 20 años, según informa el medio The Guardian.

Y los pasajeros pagan dos euros por un boleto “simple” que cubre dos horas de viaje. Esto, en un país de solo 2.590 km2 supone que cubre casi todos los destinos.

Según el Ministerio de Transporte, el costo de operar el transporte público es de 491 millones de euros en Luxemburgo y las ventas de tickets y suscripciones representan 40 millones de euros al año.

Pero estas ventas también generan empleos y por eso el proyecto del gobierno alertó a los trabajadores, ya que las ventanillas deberían cerrarse.

Al comunicar el proyecto, se señaló que la medida no beneficiaría a los habitantes de las zonas rurales. En tanto que tampoco hay definición sobre los trabajadores transfronterizos que utilizan el transporte público. Luxemburgo tiene 190 mil trabajadores transfronterizos, la mitad de los cuales vive en Francia y una cuarta parte en Alemania y Bélgica.