El inolvidable actor que dio vida a ‘Espartaco’ ha festejado esta fecha con su esposa, su hijo, Michael Douglas y su nuera, Catherine Zeta-Jones.


Es la última gran estrella del Hollywood que hizo soñar a toda una generación con su inolvidable papel de Espartaco. El actor Kirk Douglas cumplió este domingo 102 años de vida convertido en el único superviviente de la edad de oro de la Meca del cine convertido en toda una leyenda de un tipo de películas que marcaron un hito. “No imaginaba que pasaría de los 100”, confesó el mítico intérprete en una entrevista con The Hollywood Reporter. Pese a su avanzada edad, el padre de Michael Douglas salió a las puertas de su casa de Beverly Hills, junto a su mujer, Anne Buydens para festejar este cumpleaños de récord.

Han sido muchos los que han querido felicitar a este actor irrepetible, que se convirtió en trending topic en las redes sociales por la avalancha de homenajes que ha recibido. También sus familiares más cercanos se han acordado de él. Su nuera, Catherine Zeta-Jones quiso homenajear a la gran estrella en sus perfiles sociales con un emotivo y familiar vídeo en blanco y negro. “Feliz 102 cumpleaños al hombre más maravilloso. Te queremos, Kirk”, ha escrito junto a las imágenes la coprotagonista de El Zorro. También su nieto, Dylan Michael Douglas ha homenajeado a la leyenda de la gran pantalla con un fotograma de una de sus películas y el siguiente texto: “Feliz 102 cumpleaños. Aunque eres venerado por millones de personas, mi amor por ti es de lejos el más grande. Te quiero por siempre y para siempre”, ha escrito.

Pese a haber traspasado el centenario de vida y algún que otro problema, como la apoplejía que sufrió hace más de dos décadas, el artista goza de buena salud. Kirk Douglas atesora una extensa filmografía. Comenzó su carrera en los años 40 y una década después ya se convirtió en todo un ídolo del cine clásico. Sin embargo, la fama mundial y el calificativo de mito le llegó con su papel en Espartaco, la cinta que Stanley Kubrick rodó en 1960 y que reunió a un elenco irrepetible en el que no faltaron inolvidables del séptimo arte como Peter Ustinov, Laurence Oliver o Tony Curtis, entre otros.

Aunque fue nominado en tres ocasiones al Oscar, nunca lo ganó y fue en 1996 cuando logró un Oscar honorífico por sus 50 años de dedicación a la industria del cine. Los filmes en los que aparece (ha trabajado en más de 90 películas) están marcados por la fuerza de sus actuaciones y el gran carisma, que traspasa la pantalla, de sus personajes. Además, recibió en 1981 de manos del presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, la Medalla Presidencial de la Libertad por “trabajar como emperador de buena voluntad y compartir con otros pueblos su amor por el cine y por su patria”.