Se trata de un espacio para alojar a quienes visitan el Túnel y que en las últimas dos décadas funcionó parcialmente por problemas estructurales. Su puesta en valor demandará una inversión cercana a los $ 15 millones.

La primera etapa de la construcción y puesta en valor del nuevo complejo social del Túnel Subfluvial “Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis” registra un avance superior al 20 %, “acorde a lo previsto”, aseguraron desde el Ente Administrador del viaducto.

El complejo social fue un espacio muy utilizado en el pasado, cuando brindaba alojamiento gratuito a miles de turistas que llegaban desde todo el país para conocer esta obra de comunicación emblemática de América Latina. Sin embargo, en las últimas dos décadas, funcionó de manera parcial debido a problemas estructurales.

En ese marco, los gobiernos provinciales de Santa Fe y Entre Ríos acordaron en febrero pasado, llevar a cabo la puesta en valor integral del sitio.

“Fue una de las acciones aprobadas por el Consejo Superior que integran los ministros de Infraestructura y Transporte de la provincia de Santa Fe, José Garibay; y de Planeamiento, Infraestructura y Servicios de Entre Ríos, Luis Benedetto, en la primera reunión de este año”, señaló el representante del Ente Administrador del Túnel por Santa Fe, Mariano Romero Acuña.

“La iniciativa apunta a que la gente, fundamentalmente los chicos, se apropien del Túnel, conozcan su historia y su construcción, puedan disfrutarlo y vivirlo, y comprendan plenamente cuando lo transitan, qué significó su construcción”, explicó.

Por su parte, Juan José Martínez, representante del Ente Administrador del Túnel por Entre Ríos, sostuvo que “el complejo social es un lugar maravilloso que volverá a brillar como en épocas pasadas. A partir de fuertes coincidencias de las dos provincias, atravesamos una etapa de transformaciones y de gran apertura, con obras y acciones pensadas para profundizar ese concepto integrador que dio origen a este enlace de características únicas en Latinoamérica”, destacó.

Finalmente, ambos funcionario confirmaron que “para el mes de julio se prevé la habilitación de dos edificios mientras que los tres restantes estarían inaugurados a fines del año próximo”, en ocasión del cincuentenario del viaducto.

LA OBRA

La primera etapa de la intervención, adjudicada a la empresa Mraz Construcciones por un monto de $14.697.158,98, comprende la demolición de edificios existentes como así también la construcción de un cerco perimetral de hormigón de 700 metros y un pórtico de acceso. Estos trabajos cuentan con un plazo de ejecución de 120 días.

Mientras se ejecuta la primera etapa de la obra, se preparan los pliegos para la realización de otras dos instancias que comprenden la construcción de cinco edificios con una capacidad de alojamiento para 30 personas cada uno (150 plazas), equipados con vestuarios, salas y todo lo necesario para una visita confortable. Con estas obras no solo se renovarán las condiciones de alojamiento, sino que se ampliará en 30 plazas el complejo social del Túnel.