El empresario que hace un año declaró contra Los Monos, está apuntado como presunto organizador de una banda delictiva. En diez días se resolverá su situación procesal.
El empresario santafesino Luis Alberto Paz fue indagado como presunto organizador de una banda dedicada a la venta de drogas y lavado de activos provenientes del narcotráfico, informaron fuentes judiciales. En diez días se resolverá su situación procesal.

Paz, de 63 años y enfrentado a la narcobanda “Los Monos” desde el asesinato de su hijo Martín en 2012, había sido detenido el lunes junto a otras seis personas en 24 allanamientos ordenados por el juez federal de Santa Fe, Francisco Miño.

El magistrado lo indagó este martes al igual que al resto de los detenidos -acusados por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización- y en diez días deberá resolver su situación procesal.

Como resultado de los procedimientos realizados en Rosario, Santa Fe, Villa Gobernador Gálvez y Paraná se secuestraron 860 gramos de cocaína, un kilo de marihuana, dinero en efectivo y más de 30 teléfonos, precisaron fuentes policiales.

Ex promotor pugilístico, Luis Alberto Paz pasó en las últimas décadas de tener un criadero de cerdos a residir en el country “Los Molinos” de las afueras de Santa Fe, ser dueño de “una mansión en el Gran Rosario” y otras propiedades y vehículos, dijo a Télam una fuente de la investigación.

Paz estuvo durante años en la mira del Ministerio de Seguridad de Santa Fe y de la Justicia local y federal. “Uno de los investigadores de Drogas lo tuvo año y dos meses intervenido (la línea de teléfono) y jamás habló algo relacionado al comercio de drogas”, dijo la fuente consultada.

“Lo que hacía era moverse por abajo, creemos que era el dueño del negocio, pero él vinculaba a la gente y tenía empresas lícitas por donde circulaba el dinero”, agregó el informante.

Una investigación oficial determinó que las hijas y la pareja de Paz eran titulares de varias sociedades, destinadas a la actividad inmobiliaria, la venta de electrodomésticos y el alquiler de grúas.

La suerte de Paz comenzó a declinar en abril pasado cuando la Justicia Federal de Santa Fe detuvo a un sargento de Policía, Edgardo Oscar “Cabezón” Baigoría, y a Emanuel Maximiliano González. El primero es hermano de un ex jefe de Drogas de la Policía de Santa Fe y el segundo hijastro de Paz.

Ambos fueron procesados por tráfico de estupefacientes como integrantes de una banda mixta -de la que también participaban dos gendarmes- que traía marihuana de Paraguay y cocaína de Bolivia para su venta al menudeo en el Gran Santa Fe, según explicó en su momento el fiscal federal Walter Rodríguez.

Además, según los datos del Registro de Comercio de esta provincia, Baigoría y González comparten la sociedad Distinción SRL, que presta servicios de grúas y remolques. El vínculo con los Paz aparece en otra sociedad formalmente registrada, denominada “Paz SRL”, en la que comparten directorio González con las hijas de Luis (llamadas Mercedes y Belinda), y con la pareja Ana María Ferrari, según los documentos oficiales.