El operativo culminó con el secuestro de, aproximadamente, 9.500.000 autopartes ilegales, cifra récord de esta gestión.

A partir de una importante investigación conjunta entre este Ministerio de Seguridad de la Nación -a cargo de Patricia Bullrich-, a través de la Dirección Nacional de Investigaciones, y la Policía Federal Argentina, se logró la incautación de 9.500.000 de autopartes de automóviles diferentes gamas y la detención de dos cabecillas de una banda dedicada a la comercialización de autopartes ilegales en Santa Fe.

“Detrás de la venta de autopartes ilegales hay situaciones de violencia, robos y otros delitos; por eso es que trabajamos especialmente para sacar el material del mercado e investigar sobre su origen para impedir que esos delitos permanezcan impunes”, sostuvo la ministra Bullrich.

En el marco de una exhaustiva pesquisa para detectar el accionar de una organización criminal que compraba, desguazaba y vendía autopartes ilegales en la provincia antes mencionada, los funcionarios de la Dirección Nacional de Investigaciones de Rodrigo Bonini y los uniformados de la delegación Santa Fe de la Policía Federal, institución comandada por Néstor Roncaglia, identificaron a los dos principales cabecillas de la banda delictiva.

Es así que, bajo las órdenes de la Fiscalía de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación de la provincia de Santa Fe, a cargo del Dr. Ezequiel Hernández, se allanó un local comercial, ubicado sobre la Avenida Blas Parera al 4.100, y dos grandes predios repartidos en Recreo y Colonia Pujol (12 hectáreas entre ambos terrenos), que cumplían la función de depósito y lugar de desguace.

El resultado: se arrestaron a los dos investigados y se secuestraron 9.500 autos -de media y alta gama, camionetas y camiones- en proceso de desguace, totalizando cerca de 9.500.000 de autopartes aproximadamente, lo que significa una cifra récord durante la gestión de esta cartera.