El dueño denunció que el hombre, un reconocido comerciante de la ciudad, comenzó a filmar el interior del local y cuando le advirtió que eso no se podía hacer, se puso muy violento. Provocó instantes de pánico entre los clientes al exhibir un revólver.

En un gimnasio ubicado en la calle 3 de Febrero al 1300, en el centro rosarino, se vivieron momentos de mucha tensión y pánico cuando un reconocido empresario de la ciudad amenazó al dueño del local y a todos los presentes con un arma de fuego. El violento episodio se originó cuando el hombre comenzó a filmar el interior del lugar con su teléfono celular y el propietario se acercó para advertirle que no podía hacerlo.

Según contó el periodista Agustín Lago en Radio 2, el hecho sucedió este jueves pasadas las 19.30, en el gimnasio ubicado en 3 de Febrero al 1300.

El dueño del negocio denunció al sistema 911 que un hombre estacionó su camioneta Mercedes Benz de color blanco e ingresó al gimnasio New Life minutos antes de las 19.30, cuando varias personas llevaba a cabo sus rutinas de ejercicios en el lugar.

De acuerdo al relato de los testigos, el muchacho comenzó a filmar con su celular los aparatos, los elementos e incluso a las personas que se estaban ejercitando. Ante esa actitud atípica, el propietario se acercó y le indicó que no estaba permitido y le pidió que deje de hacerlo.

A partir de ese entredicho, se desató la furia del “visitante”. A los gritos, amenazó al propietario y a los profes y advirtió que regresaría armado. Pero no se quedó solo en la amenaza, ya que efectivamente volvió a entrar al gym mostrando un revólver, en medio de un estado de exaltación.

Todos se asustaron en el local e incluso algunos de los presentes se refugiaron detrás o debajo de los aparatos más grandes. Luego de algunos instantes, se subió a su camioneta importada y se fue.

Hubo quienes llegaron a tomar el número de patente del vehículo y al cotejarse los datos se llegó a la conclusión que pertenece a un próspero empresario de la ciudad.

La denuncia fue realizada en la comisaría 2ª e interviene la Unidad de Investigación y Juicio del Ministerio Público de la Acusación, a cargo de la fiscal Mariángeles Lagar. Se solicitaron imágenes de cámaras de la zona.