Durante toda la semana, los distintos espacios realizaron el cierre de las actividades, mostrando lo trabajado durante el año. El jueves fue el turno de Colastiné Norte, La Boca y Alto Verde. En la oportunidad también se entregaron certificados de las instancias de formación laboral que se desarrollaron en estos lugares. El diputado Niky Cantard, presente en el acto, dijo que los solares “fortalecen los lazos entre los vecinos y permite que cada uno potencie sus habilidades”.

La palabra ‘Solares’ fue la elegida para redesignar lo que antes se conocía como ‘comedores municipales’. Hace algunos años atrás, este cambio de denominación tuvo una razón: lo que antes era simplemente un lugar para ir a recibir una ración de comida, se transformó en el espacio por excelencia de anclaje de políticas de inclusión social en relación a educación, nutrición, salud, deportes y cultura.

Durante la semana pasada, estos espacios que se encuentran en los barrios Juventud del Norte, Las Lomas, Liceo Norte, Loyola Sur, CIC Roca, San Agustín, San Pantaleón, Varadero Sarsotti, Villa Hipódromo y Villa Teresa, realizaron el cierre del año con muestras, exposiciones y ferias.

Asimismo, el jueves fue el turno de los solares La Boca, La Guardia y Colastiné Norte, que se encontraron en la sede de este último espacio, situado en Macluras 5500.

La secretaria de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad, Cecilia Battistutti, acompañó las actividades junto al Diputado Nacional, Albor “Niky” Cantard, quien entregó materiales didácticos y herramientas para estos espacios. “Cada uno de los grupos vienen a exponer lo que realizan, pero también aprovechamos y entregamos los certificados de las instancias de formación laboral que se hicieron durante todo el año”, contó la secretaria de Desarrollo Social.

Por su parte, el diputado Cantard dijo que los solares “son espacios fundamentales para acercar el Estado a la gente y para que todos y todas puedan acceder fácilmente a los servicios y derechos fundamentales”. “Creo además -agregó- que son iniciativas muy necesarias para fortalecer los lazos entre los vecinos y también para que cada uno potencie sus habilidades desde los espacios de capacitación y enseñanza”.

Contención

Con respecto a las actividades que se llevaron adelante en las distintas sedes durante este 2018, Battistutti indicó: “Trabajamos tres ejes. Uno relacionado a la terminalidad educativa, en la que no solamente generamos instancias de promoción de la lectura junto con las bibliotecas populares; sino también de acompañamiento educativo. Otro eje fue de formación laboral, que sirvió para trabajar en distintas instancias de capacitación en oficios para brindar herramientas -fundamentalmente- a mujeres y a grupos de la diversidad sexual. Y el último eje fue de promoción de los derechos, como verdaderas instancias de desarrollo personal y colectivo”.

Durante este año también se trabajó en especial con las mujeres en talleres de crianza y contra la violencia de género con el objetivo de dotarlas de herramientas para enfrentar distinto tipo de dificultades. “Estamos muy contentos por la labor que llevamos adelante y tenemos mucho trabajo por delante. También agradecemos el trabajo en conjunto entre el Estado y las instituciones del barrio”, afirmó la secretaria de Desarrollo Social.

Desafíos

Con respecto a la cantidad de participantes de las distintas actividades que se desarrollaron en los Solares, Battisutti señaló que fueron alrededor de 3000 niños, niñas y adolescentes. También confirmó que se incrementó la cantidad de mujeres que se acercaron, porque también aumentó la oferta de actividades para ellas.

En relación al trabajo previsto para el 2019, indicó: “El año que viene tenemos distintos proyectos: el proyecto juegotecas y el proyecto laboratorio de inventos que van a iniciarse en marzo y están destinados a niños y adolescentes”.

Arte y Comunidad

En la ocasión también finalizaron los talleres artísticos que se desarrollan en los Solares Municipales se enmarcan en el Programa Arte y Comunidad de la Secretaría de Cultura, que alcanza a los ocho distritos con propuestas en otros espacios como Jardines Municipales, Asociaciones Vecinales, en Candioti Park, en el Teatro Municipal “1º de Mayo” y en el Mercado Progreso; y próximamente en el nuevo edificio del Nido-Mediateca de la Cumbia, inaugurado días atrás en Santa Rosa de Lima.

Durante 2018, se brindaron más de 50 talleres de diversas disciplinas artísticas: títeres, percusión, plástica (para niños y niñas, y para personas adultas), guitarra, teatro (para niñas y niños, adolescentes y personas adultas), hip hop, circo, construcción de barriletes, ensamble Toco y me quedo, tela y acrobacias, magia para adolescentes, danzas folclóricas, skate, movimiento y danza, fanzine y poesía visual.

Los grupos que se forman en estos talleres, tiene la posibilidad de participar en actividades culturales organizadas por las instituciones donde se realizan los talleres y por la propia Municipalidad. En este año por ejemplo, concurrieron a muestras en los museos, a funciones del elenco de Teatro de Títeres y visitas guiadas por el Teatro Municipal, conciertos didácticos de la Banda Sinfónica Municipal, capacitaciones y producciones audiovisuales del proyecto Aula Ciudad; en muestras de hip hop y encuentros de skate. Además, fueron parte de Carnavales entre Todos, de las Jornadas Interdisciplinarias “Música, artes escénicas y territorio”, del Festival del Norte, Primavera Joven, en la inauguración de la renovación de Peatonal San Martín y en Avenidas de Fiesta, entre otros.