El ataque se registró el viernes en Pelayo al 5500, zona norte, y provocó daños materiales. El dueño del comercio había sufrido otro atentado el miércoles, cuando dispararon cinco veces contra su casa

Un supermercado chino de la zona norte fue atacado el viernes con una bomba molotov que arrojaron desconocidos y que sólo provocó daños materiales en uno de sus frentes.

El hecho ocurrió en el local de Pelayo al 5500 y el fuego generado en la puerta de acceso por el artefacto fue sofocado. Sólo generó daños materiales y no hubo heridos.

Según informaron fuentes policiales, el dueño del comercio de origen chino había sido amenazado e incluso ya sufrió otro ataque, aún más grave.

El miércoles que pasó le balearon el frente de su casa, en Juan José Paso al 5500. Cuatro de los cinco disparos que escucharon los vecinos impactaron en la fachada de la vivienda. Los ataques serían de la denominada “mafia china” y con el objetivo de reclamarle el pago de dinero.