La iniciativa plantea que con el aumento del combustible se desvirtuó el “fin concientizador ” de la sanción.
Luego de que se conociera la instalación de radares en sobre Circunvalación con multas entre los 12 mil y los 40 mil pesos, el senador provincial Lisandro Enrico exigió a los diputados que aprueben su proyecto para bajar el valor de las multas.

“Con el aumento del precio de la nafta se desvirtúa la sanción que tiene un fin concientizador y no recaudatorio“, dijo el legislador.

“La única posibilidad este año es que el gobernador habilite su tratamiento en sesiones extraordinarias, de otro modo deberemos esperar a mayo próximo”, lamentó.

La propuesta del senador por el departamento General López establece que las multas no deben ser generalizadas en su aplicación, con lo cual si la máxima en un tramo de ruta es 110 km/hora, quienes transiten a una velocidad de 120 deberían abonar menos por la infracción que otros que lo hicieran a 180.

“Es importante avanzar porque la gente que tiene que pagar estos montos no puede afrontarlos y entonces la sanción pierde sentido, ya que el fin no es recaudatorio, sino para que todos tomen conciencia y se eduquen”, recalcó.

Este proyecto, que comenzó a ser discutido en octubre y obtuvo la aprobación del Senado, fue duramente cuestionado por instituciones no gubernamentales como Compromiso Vial.

“El criterio del legislador de bajar una multa por excesos de velocidad es equivocado. Exceso de velocidad no es lo mismo que una multa por un ticket vencido. Las multas se aplican para prevención”, sostuvo Mariana Sena, referente de la ONG.

“Ojalá prosperen otros temas que estamos planteando como, por ejemplo, la ley de nocturnidad. Esa normativa está relegada y los legisladores no la discuten. Hace años que pedimos que se reglamente”, concluyó.

El 24 de diciembre la Agencia Provincial de Seguridad Vial comenzará a controlar con tres radares móviles la velocidad máxima de avenida de Circunvalación, que será de 100 kilómetros para automóviles, 90 para colectivos y 80 para camiones, luego de que murieran 82 personas durante los nueve años que llevó la culminación de la traza vial.