Las personas pueden conocer la ubicación de su amado en tiempo real. Es bien conocido que el gobierno de EEUU ha creado dispositivos móviles capaces de conocer todos los movimientos de los usuarios alrededor del mundo por lo que no sería nuevo que existan algunas aplicaciones telefónicas que te permitan monitorear cada movimiento que da tu pareja.

Estas aplicaciones inteligentes permiten a los fisgones espiar los teléfonos de sus parejas, conocer las actividades de los socios, rastrear mensajes de sus hijos o saber qué es lo que está haciendo un empleado.

Estas app’s se pueden encontrar en las tiendas de Apple y Google Play y permiten que las personas puedan garbar y escuchar a escondidas las llamadas telefónicas de otras personas, ubicarlos en un mapa y monitorear sus mensajes en redes sociales.

Otros pueden incluso utilizarse para ver el historial de navegación de Internet de su objetivo y hasta cuánta batería le queda a su teléfono.

mSpy es una aplicación que cuesta £ 149.99 al año (188.88 USD al año) es “una aplicación líder de control parental para teléfonos inteligentes que permite a los padres monitorear mensajes de texto, llamadas, ubicación actual de GPS, Snapchat, WhatsApp y mucho más”.

Y aunque se dice que es específica para conocer las actividades de los hijos para así salvaguardar su integridad, cualquier persona podría utilizarla para saber a qué se dedica la pareja.

En la letra chica de la app se ven los términos y condiciones que señalan que la persona que realizará el espionaje deberá ser propietaria del dispositivo móvil que se está rastreando o bien, que la persona a la que dará seguimiento deberá dar su consentimiento.

Una de las características de esta app es que el ícono puede ser ocultado de la pantalla de inicio del teléfono, por lo que el usuario tiene que hacer una búsqueda detallada en el móvil para así poder descubrirlo.

Aunque el acceso a un dispositivo móvil o computadora sin el permiso del dueño es un delito, que pueda llevar una sentencia de prisión de hasta dos años en países como Inglaterra o EEUU, muchas personas los toman sin el consentimiento.

Y estas revisiones frecuentemente son realizadas para vigilar de forma “encubierta” a la pareja de la que se sospecha podría estar haciendo algo indebido.

Un consultor de la aplicación mSpy, con sede en el Reino Unido, dijo la semana pasada a Daily Mail: “Descubrí que mi pareja me estaba engañando … La aplicación pudo obtener las notas eliminadas de WhatsApp”.

Otra aplicación que se encuentra disponible en la tienda de Google Play se llama Text, Message, Notification, Location Remote Spy, se comercializa como “la mejor y completa vigilancia discreta” y cuesta £ 20 por mes (25.18 USD).

En una de las reseñas se puede leer: “Mi novia había estado recibiendo mensajes de texto a altas horas de la noche. Se estaba poniendo muy a la defensiva, pero esta aplicación me permite averiguar lo que necesito saber”.

Otras aplicaciones como el Phone Tracker SpyPhone permiten rastrear dónde se encuentran ubicadas las personas y estos se recopilan a través de los datos GPS de un objetivo desde un teléfono inteligente y este se comercializa como un dispositivo para mantener a los niños seguros.

Denuncias en caso de abuso doméstico

Pero estas aplicaciones pueden resultar tan perjudicial para las mujeres que son víctimas de la violencia doméstica, según advirtió Ealle Higgins miembro de la organización Solace Aid, pues las mujeres están siendo atacadas y localizadas.

Higgins dijo que recientemente un hombre se presentó en un refugio para mujeres después de rastrear el teléfono de su pareja.

Ella dijo: “Él le dio el teléfono y él le estaba enviando un mensaje diciendo: ‘Sé dónde estás, estoy en el área’. Definitivamente corría el riesgo de sufrir daños”.