La fundadora de la Coalición Cívica habló durante un acto en el que Maximiliano Ferraro fue elegido como nuevo presidente del partido.

“Nosotros no somos cómplices ni tenemos que ver con la mafia del fútbol, estamos en contra del financiamiento de empresas a partidos, defendemos los derechos humanos y nunca vamos a ser fascistas”, dijo sobre el protocolo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dándole más flexibilidad a las fuerzas federales a la hora de actuar contra delincuentes.

La diputada, además, volvió a amagar con renunciar a su banca. “Un señor reivindicó el Congreso como lugar de la rosca. Eso me abrió la puerta de salida, que será cuando presente la jubilación, dentro quedarán los dirigentes de mi partido que nunca fueron ni serán parte de la rosca”, aseguró en respuesta al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Por otra parte, Carrió anunció que la Coalición Cívica creará su propia Organización no Gubernamental (ONG) para “recuperar lo robado” que estará presidida por la diputada Paula Oliveto.

Finalmente, la líder de la Coalición Cívica celebró de alguna manera que el juez federal Claudio Bonadio haya puesto el ojo en los Macri: “Que hayan sido citados por la Justicia el hermano y el papá del Presidente demuestra que hoy no hay blindaje para la impunidad. Es impresionante que también los máximos directivos de Techint estén procesados porque trabajé años para algo así”.