Lo afirmó el intendente José Corral al recorrer las obras del complejo Amarras Center, en el Dique 2 del Puerto. Allí el mandatario observó el avance de una torre ya prácticamente concluida y cómo continuará el proyecto. Lo hizo junto a funcionarios, inversores y arquitectos. Todos destacaron el valor de combinar el trabajo conjunto entre estado y privados para generar oportunidades.

El intendente José Corral visitó la zona donde se llevan adelante las obras del proyecto Amarras Center en el Dique 2 del Puerto. El mandatario, junto a funcionarios, inversores y arquitectos, recorrió la torre ya prácticamente concluida y se interiorizó sobre la marcha del proyecto en general.

“Nos sorprende y reconforta ver por cómo crece la ciudad con inversiones privadas. Entre Municipio y privados, hemos convertido al Puerto en una de las zonas más pujantes de la ciudad. Nuestros emprendedores generan oportunidades de trabajo, crecimiento para la ciudad y oportunidades para que muchas familias vivan y disfruten de nuestro paisaje y de nuestra ciudad”, dijo el intendente. Hizo mención también a que “este lugar hoy cuenta con todos lo servicios, está cerca del centro, pero con el disfrute del paisaje”.

José Corral además recordó que “cuando uno mira los números de estos siete años de gestión, observa que se autorizaron 250 edificios, algunos como éste, de gran jerarquía y en un lugar muy privilegiado, en este sector, que insisto, combina las mejores vistas de todo el valle del río Paraná y todo el resto de la ciudad”.

El intendente señaló que “el Estado pone las condiciones para el espacio público, que es muy importante, porque la inversión privada se jerarquiza cuando cuenta con espacios públicos de jerarquía. Y junto con esta torre fueron creciendo también las inversiones encaradas desde el mismo emprendimiento en el acceso de la calle del Dique 2, en las veredas, en las vistas, y en esta nueva costanera, que mira hacia Alto Verde, hacia nuestro paisaje natural”.

Recordó José Corral que se trata de “una inversión en coordinación con el Ente del Puerto. Porque todas las decisiones que se toman aquí requieren dos consentimientos. El de la Ciudad que regula los requerimientos urbanísticos, y las condiciones del espacio público, y del Ente, que agrega sus propias condiciones”.

Finalmente, el intendente destacó la puesta en valor del ex Molino Marconetti, que queda a metros de Amarras Center y también jerarquiza la zona. “Es un orgullo para la ciudad, porque era un lugar patrimonial, que representa nuestro pasado, pero estaba abandonado. Era un lugar lúgubre, vacío, en franco deterioro, y hoy tras su puesta en valor por parte del Gobierno de la Ciudad ha sido elegida como la mejor obra pública de escala media del país. Allí funciona el Liceo Municipal, con arte, floreciente, esos espacios extraordinarios como la sala de danza, entre otros”.

Integración

A su turno, el ingeniero Daniel Arditti, representante de los inversores, dijo que la torre que se estaba recorriendo “es el primer paso de cuatro que vamos a dar acá”, en referencia las construcciones que continuarán. “A nosotros nos enorgullece, sentimos una gran satisfacción por lo que estamos logrando, porque esto hace dos años era un sueño y hoy es una realidad. Uno mira para arriba y ve la torre, pero mira para abajo y ve las calles, los espacios públicos. El otro día veía los chicos saliendo del Marconetti, y ahí uno comprende que es un lugar ya integrado a la actividad educativa de la ciudad”, subrayó el emprendedor.

“Acá la combinación de actores privados y los estamentos del estado, cuando está bien concebida, y cuando todos entienden las necesidades de otro, permite estos resultados. Por algo estas cosas se hacen en esta ciudad y por algo estas cosas no se pueden hace en otras ciudades, más allá de lo político o lo macroeconómico”, valoró Arditti.

Amarras Center es un proyecto inmobiliario de inversión privada, que consiste en un conjunto de torres frente a los tres edificios que el mismo grupo desarrollador, Amarras Emprendimientos, levantó en el extremo del dique portuario.

La iniciativa está al sur del Ex Molino Marconetti (donde funciona el Liceo Municipal), en la intersección de las calles 1° de Enero y Sara Pinasco de Julierac del Dique II del puerto.
Es un desarrollo que lleva como premisa una arquitectura de vanguardia única en la ciudad, proyectado por el prestigioso estudio de arquitectos Dujovne Hirsch & Asociados.