Este martes se realizó la apertura de sobres con ofertas para los trabajos que demandarán una inversión provincial de más de 36 millones de pesos.

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) procedió este martes, en su sede central de la ciudad de Santa Fe, a la apertura de los sobres con las ofertas para la contratación del servicio de inspección aérea, visual, termográfica y efecto corona, de su red de alta tensión.
La gestión tiene como objetivo verificar el estado de 2263,69 kilómetros de líneas de alta tensión de los distintos corredores de la provincia y la inspección de otros 1177,76 kilómetros para relevamiento efecto corona, para lo cual se estableció un presupuesto oficial de $ 36.061.162,54.

La única empresa que cotizó fue Hangar Servicios por un monto de $ 36.061.146.

Las tareas tienen como fin contar con información calificada sobre el estado de la red de alta tensión, a través de la elaboración de un pormenorizado informe que señale el estado de cada vínculo eléctrico en 132 kV, para mejorar la calidad del abastecimiento eléctrico.

Además, los trabajos comprenderán un relevamiento termográfico de todos aquellos puntos de unión de conductores eléctricos susceptibles de presentar elevación de temperatura.

El contratista deberá realizar la inspección de las líneas con un helicóptero que permita un vuelo estacionario de 3 minutos como mínimo. A los fines de una correcta visualización, el recorrido se deberá efectuar a una velocidad que no supere los 15 kilómetros por hora.

La EPE opera 2210 kilómetros de líneas de alta tensión, que conectan 66 estaciones transformadoras a lo largo y ancho de todo el territorio santafesino.