El juez Marco Aurelio Mello consideró que corresponde la excarcelación de los condenados que están presos, cuyos juicios aun no fueron resueltos en todas las instancias.


El juez Marco Aurelio Mello, del Supremo Tribunal Federal brasileño, dictó hoy un fallo cautelar que permite la liberación inmediata del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, detenido desde el 7 de abril por la operación Lava Jato.

La decisión se refiere a los condenados que están presos cuyos juicios aun no fueron resueltos en todas las instancias.

El pedido había sido presentado por el Partido Comunista brasileño, al considerar que mantener a personas condenadas en segunda instancia era inconstitucional.

La modalidad de detención sin atender las tres instancias había sido inaugurada bajo el control de la operación Lava Jato del juez Sérgio Moro, hoy ministro de justicia designado por el presidente electo Jair Bolsonaro.

El abogado de Lula, Cristiano Zanin, anticipó que pedirá que el ex presidente salga hoy mismo de la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde cumple condena a 12 años y un mes.

Lula fue inhabilitado en septiembre último para ser candidato presidencial por la ley de Ficha Limpia, que impide a los ciudadanos a aspirar a un cargo electivo si cuentan con condenas judiciales en dos instancias.