El ministro de Seguridad consideró que existe una relacién entre los atentados a balazos a edificios públicos en Rosario. “Hay organizaciones criminales que están incómodas porque sus intereses están afectados”, sostuvo

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, consideró que las balaceras contra edificios públicos que han tenido lugar en los últimos meses –el último tuvo lugar en Montevideo al 1900, donde está asentada la sede de Fiscalía– tienen una “lógica”. Para el funcionario, detrás de las balaceras hay “organizaciones criminales que están incómodas porque sus intereses están afectados”.

En diálogo con el programa de Roberto Caferra (Radiópolis, Radio 2), el funcionario provincial analizó en relación a los atentados contra edificios públicos de la ciudad: “Se pretende atacar a las instituciones del Estado, generar caos que nos ponga frente a frente a los actores del Estado”, observó y resaltó el “trabajo en conjunto” que hacen los gobiernos provincial y nacional para que se corte esta cadena de violencia. “Tenemos un comando unificado, prestamos colaboración y nos prestan colaboración. No tenemos diferencia en materia de seguridad pública y semanalmente me comunico con Bullrich”, subrayó despejando interferencias político partidarias en la materia.

Pullaro mostró voluntad y resolución en corregir la situación imperante. “No vamos a negociar con las mafias ni con los violentos, los vamos a detener uno a uno para que rindan cuenta ante la Justicia”, manifestó.

Consultado por la periodista Evelin Machain acerca de las hipótesis más sólidas al respecto, prefirió no dar precisiones aunque deslizó: “Los atentados a distintas dependencias del Estado tienen una lógica y tienen que ver con las acciones que lleva adelante el Estado. Pero no vamos a dar un paso atrás, no vamos a permitir que las mafias nos ganen”.

Luego, insistió: “Hay una lógica de estos ataques que pretenden generar conflicto entre los poderes, creen que el caos favorece a que el Estado vaya atrás con las acciones que lleva adelante” y remarcó: “Hay organizaciones criminales que están incómodas porque sus intereses están afectados”.

Pullaro remarcó la resolución judicial de los otros ataques en los que se determinó que eran instrumentados desde la cárcel por Guillermo Cantero. “Lo importante es dar con quiénes están detrás, quiénes los piensan”, añadió.