El Ministerio de Seguridad de la Nación desbarató a una organización criminal que amenazaba a los vecinos del Barrio San Agustín, en la provincia de Santa Fe. Los nueve allanamientos realizados por la Policía Federal Argentina permitieron las siete detenciones y la incautación de drogas, armas y chalecos antibala.

 

Al respecto, la ministra Bullrich dijo que “el operativo fue posible gracias al despliegue estratégico de nuestras fuerzas y al gran trabajo en equipo que venimos haciendo con la provincia”. A su vez, la funcionaria –quien instruyó políticas expresas a la secretaria que dirige Eugenio Burzaco- agregó: “Vamos a seguir por este camino, luchando con firmeza contra las mafias, para darles seguridad y tranquilidad a todos los santafesinos”.

La investigación comenzó con una llamada anónima, que denunciaba a una peligrosa banda por amenazas y tenencia de armas de fuego. Siguió con nueve allanamientos en la ciudad de Santa Fe y finalizó con la desarticulación total de la organización. Ésta estaba compuesta por cinco mujeres y dos hombres, todos mayores de edad y de nacionalidad argentina.

En el exitoso procedimiento llevado adelante por los efectivos de la Policía Federal Argentina, institución que comanda Néstor Roncaglia, también se decomisó cocaína, marihuana, armas, municiones, balanzas digitales, chalecos antibalas de fabricación militar, teléfonos celulares, tarjetas de débito, dinero en efectivo y demás documentación de interés para la pesquisa.

Intervienen en la causa el Juzgado Penal de Primera Instancia de la Primera Circunscripción Judicial de Santa Fe y la Fiscalía de Investigación y Juicio del Ministerio Público de la Acusación, a cargo de la Dra. María Laura Marti.