Edward Burdick repitió el mismo gesto solidario que había tenido en la Navidad de 2017, pero este año ¡triplicó la recaudación!
En un gesto que solo merece aplausos y reverencias, un exmarino estadounidense se vistió de Papá Noel y envió regalos a los hijos de los tripulantes del submarino ARA San Juan.

Se trata de Edward Burdick, ingeniero mecánico y ex submarinista de la Armada de los Estados Unidos que realizó la misma colecta solidaria que había protagonizado en la Navidad de 2017 para sacarle una mínima sonrisa a los familiares de la fallecida tripulación en el navío argentino.

En aquella oportunidad, Burdick se contactó con Paola Costantini -esposa de uno de los tripulantes del submarino recientemente hallado- y pagó tarjetas de regalo por un valor de mil pesos argentinos para cada uno de los 59 hijos (chicos y adolescentes) de los tripulantes.

Pero no conforme con su enorme deferencia, Burdick redobló la apuesta y para 2018 triplicó la recaudación, tal cual informó informó el diario La Capital de Mar del Plata. En rigor, cada uno de los hijos recibió 3.500 pesos en “gift card” para canjear en el local de indumentaria “Tiza” y en la juguetería “Educando” de la mencionada ciudad balnearia.

La iniciativa de Burdick generó solidaridad en muchas personas, a punto tal que este año no fue necesario que venda insignias submarinistas hechas de madera para costear los presentes navideños.

“Sé que los 44 del ARA San Juan son mis hermanos y hermanas y que nuestro único enemigo es el mar. Espero que perdonen mi conciencia y que me ayuden a recordarlos. Feliz Navidad”, escribió Burdick días atrás en su cuenta de Twitter.