La acusación la realizó un aspirante al sacerdocio que ingresó en esa casa religiosa hace nueve años. Los apresados pertenecen al Monasterio de Cristo Orante, ubicado en el departamento de Tupungato.


La justicia mendocina investiga una denuncia por presuntos abusos sexuales que habrían ocurrido en el Monasterio de Cristo Orante, ubicado en el departamento de Tupungato, a unos 80 kilómetros de esta capital, informaron fuentes judiciales.

Dos monjes de esa congregación fueron detenidos tras allanamientos realizados por efectivos policiales en el lugar, en un operativo tras la recepción de la denuncia.

En tanto, la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual dijo en un comunicado que “por el momento no se brindará ninguna información judicial a fin de no entorpecer la investigación” y remarcó que no va a haber “información oficial de la causa”.

Por su parte, el arzobispado local emitió un comunicado en el que afirmó que “habiendo tomado conocimiento de la existencia de un proceso penal que involucra a dos monjes del Monasterio Cristo Orante de Tupungato, a raíz de una denuncia por abuso, realizada por una persona mayor de edad, manifestamos nuestra confianza en la justicia y nuestra disposición para colaborar con ella en cuanto haga falta para llegar a la verdad; participando del dolor que esta situación provoca en todos los comprendidos en ella”.

Según informó el canal local de televisión 9, el hecho habría ocurrido en 2009 y la víctima sería un joven aspirante a ingresar al sacerdocio.

El Monasterio del Cristo Orante, que llama la atención por su estilo bizantino y la naturaleza que lo rodea, está situado entre cerros de Gualtallary a 14 kilómetros de la ciudad de Tupungato, y a 78 Kilómetros de la ciudad de Mendoza. Está habitado por una comunidad de monjes católicos y suele recibir visitas de turistas que pueden adquirir productos artesanales elaborados en el lugar.