Gustavo Oroño, uno de los representante de los pescadores permanece encadenado en la reja de la puerta principal de la Casa Gris, en reclamo del Fondo de reconversión Pesquera.

Si bien este lunes la Casa de Gobierno permanece cerrada debido al asueto administrativo del 31 de diciembre, varios integrantes del sindicato de pescadores llegaron hasta el lugar con carteles que reclaman justicia por Billarreal, el referente asesinado recientemente y la aplicación del Fondo de Reconversión Pesquera.

Los mismos actores habían reclamado días pasados frente al Ministerio de la Producción de la provincia, y al no obtener más respuestas que una convocatoria para reunirse con las autoridades el próximo jueves 3 de enero, llegaron ahora a la Casa Gris y uno de sus representantes decidió encadenarse allí.

Gustavo Oroño expilicó al móvil de LT9 que “hace 7 años no actualizan el Fondo de Reconversión Pesquera, el pescador se está muriendo de hambre en la costa. Este gobierno fracasó en sus políticas para los pescadores”, dijo el encadenado.

“Queremos que se trate a los pescadores como corresponde, estamos acostumbrados a las luchas largas”, quién además pidió justicia por la muerte de Billarreal.