La Policía Federal detectó escuchas en las que prometen un millón de pesos y una casa a quien asesine al empresario procesado por narco y lavado. Detrás de todo estaría “Guille” Cantero.
La Justicia Federal frustró un plan para asesinar al empresario procesado por narcotráfico y lavado de dinero, Luis Paz. Quien estaría detrás del intento de homicidio sería Ariel “Guille” Cantero, líder de Los Monos.

Paz y la narcobanda Los Monos están enfrentados desde 2012 cuando se produjo el crimen de Martín “Fantasma” Paz, hijo de Luis, quien siempre sospechó que el mismo fue ordenado por su entonces yerno Claudio Ariel “Pájaro” Cantero.

Después llegarían los aportes de Paz a la Justicia provincial que permitieron condenar a varios integrantes de la banda, que desde entonces buscan la forma de vengarse.

Es por eso que cuando Paz cayó detenido y fue trasladado al penal de Coronda el 10 de diciembre, se habría activado un plan para acabar con su vida, de acuerdo a las escuchas efectuadas por la Policía Federal.

En las mismas, un tal Jonatan B. detenido en la Unidad Penal 7 de Resistencia, Chaco, y condenado a 17 años de prisión, se comunica con un tal “Chino” que se encuentran en el penal de Coronda. A él le comunica que un tal “Anteojito”, que sería “Guille” Cantero, le promete un millón de pesos y una casa al que mate a Paz.

En principio la idea era que le arrojaran una granada a la celda, aunque también se barajó la posibilidad de que lo envenenaran con cianuro. Lo cierto es que al detectar esta comunicación, se dispuso el traslado inmediato de Paz de Coronda a una cárcel federal de Marcos paz.