Los signos de muerte de los animales son estrés térmico. El miércoles en la vecina provincia de Santa Fe la sensación térmica llegó a los 66 grados.

Los departamentos de General López y Caseros al sur de Santa Fe comenzaron un 2019 complicado. En Cafferata y Chañar Ladeado se registraron muertes bovinas masivas que aún intentan establecerse. Aún se trata de disipar si por estrés térmico o un hongo que alteró el alimento.

La información se difundió a través de “Noticias Chañar”, un medio de la región. En tres feedlot de la zona sur de la provincia de Santa Fe (dos de Cafferata y uno de Chañar) se registraron muertes masivas de bovinos.

Según se detalla, la muerte en sí es producto de estrés térmico producido por el calor y la humedad. Ante esto, varios usuarios de redes sociales recordaron los casos que se dieron en la provincia de Buenos Aires en 2014 donde la aparición de “claviceps purpurea” produjo mortandad en ese momento.

Claviceps es un hongo que genera en el animal intoxicado la pérdida de su capacidad de disipar el exceso de temperatura corporal. El predisponente podría haber sido algo en el alimento, pero el determinante es el calor. Los signos de muerte de los animales, son estrés térmico; eso es lo que la necropsia estaría arrojando.