Los padres de la pequeña, que tiene un año y diez meses aseguran que el médico legista constató las lesiones.

Padres sanjuaninos brindaron un aterrador testimonio este miércoles al dar a conocer la denuncia que radicaron contra un enfermero por el presunto abuso de su hija de tan solo 1 año y 10 meses.

La pequeña, quien estaba a su cuidado por internación domiciliara, tiene problemas en el corazón, los pulmones y la cabeza. Además, según relató el papá, José Rojas, en Radio Sarmiento, tiene un botón gástrico para poder alimentarse, una traqueotomía y está conectada a un respirador la mayor parte del tiempo por lo que necesita atención constante.

El 13 de diciembre descubrieron lo que finalmente llevó a hacer la denuncia policial. “Presentó un sangrado vaginal, sin explicación alguna. El médico que la atiende la revisó y constató lesiones, por eso la internaron en el Hospital Rawson donde la vieron un médico legista y un ginecólogo. A nosotros nos dijeron que tenía lesiones raras, tanto vaginales como anales, que no podían ser derivadas de alguna de las patologías que ella tiene”, explicaron los papás.

Los padres aseguran que los dos sangrados se presentaron justo después de que uno de los enfermeros estuviese cuidándola, y que supieron que fue echado de la empresa que provee el servicio. Por otro lado, el hombre es de origen peruano y tienen miedo de que se pueda ir de la provincia si la justicia no actúa pronto.