La zona de Chorrillo del Salto, en El Chaltén, es utilizada por turistas que visitan a la Argentina para practicar trekking y otras actividades.

 

Las fuerzas federales se aprestan allí tanto para prevenir el delito como para brindar asistencia en caso de que sea necesario. Así, en las últimas horas la Gendarmería Nacional rescató a un ciudadano ruso que había quedado atrapado en un terreno del que no podía salir por sus propios medios.

“En esta época en la que recibimos a turistas de todo el mundo y los argentinos también aprovechan para vacacionar, trabajamos con los efectivos en dos sentidos: fortalecemos la prevención y la lucha contra la criminalidad, así como profundizamos nuestra presencia en el territorio para brindar asistencia ante situaciones de emergencia”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien dictó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

El personal de Alta Montaña del Escuadrón 42 de la Gendarmería Nacional -institución que comanda Gerardo Otero- llevó a cabo el procedimiento en la provincia de Santa Cruz.

El ciudadano ruso estaba sobre una pared de piedra de una altura cercana a los cinco metros y no podía descender por sus propios medios. Frente a ello, un equipo de la fuerza se acercó hasta Chorrillo del Salto con todos los elementos necesarios para asistirlo y lograr sacarlo de allí sin lesiones.

Con el profesionalismo y el adiestramiento de los gendarmes, el turista pudo descender en perfecto estado de salud y continuar con su recorrido, una vez que se le ofreció la asistencia médica adecuada.