Sus combustibles serán 0,72% más baratas.

Otra empresa bajará el precio de sus combustibles por la estabilidad cambiaria y el retrcceso del precio internacional del petróleo. Se trata de Raizen, la empresa que opera las estaciones de servicio de Shell, que desde el martes descontará un 0,59% el valor del litro de súper, que pasará a $37,77 y 0,72% el diesel, que costará $35,72.

Las naftas premium de esa marca no sufrirán modificaciones, informaron desde la compañía. Los precios de ese segmento premium quedarán: $41,98 el litro de V-Power diesel y $43,99 el litro de V-Power nafta.

Este lunes la empresa YPF había bajado hasta un 3,2% los precios de sus combustibles en diferentes puntos del país. Desde la compañía se informó que se dispuso que los nuevos precios de referencia en la Ciudad de Buenos Aires pasarán, en el caso de la nafta súper, de $37,21 a $36,99 (-0,6%) y la premium o Infinia de $43,45 a $42,89 (-1,2%).

El nuevo movimiento de precios en surtidores se decidió a partir del monitoreo que las compañías del sector en torno a las variables que impactan en el precio final de las naftas y del gasoil, como son los precios internacionales de los combustibles, el precio de los biocombustibles y el tipo de cambio.