Así lo aseguró el fiscal Marcelo Fontana, a cargo de la investigación. 

En horas de la tarde, tras una denuncia telefónica, el 911 halló una muela, una mandíbula y un radio en un zanjón de Roque Sáenz Peña y Pasaje Magallanes. Algunos medios locales dieron cuenta del hallazgo de un cadaver en descomposición que pertenecerían a un vecino de nuestra ciudad sobre el que se había emitido un pedido de paradero.

El fiscal asignado a la investigación, Marcelo Fontana, relató a LT10 que son restos antiguos que se encuentran recubiertos por una especie de barniz y que, según otros elementos encontrados cerca, habrían formado parte de una lámpara ornamental.

De todos modos, los huesos serán peritados y se tomará declaración al denunciante.