La pareja de Bulgaria que radica en Oliveros hace unos 10 años requería de la solidaridad del pueblo que, finalmente, no tardó en llegar. Los abuelos ya cuentan con una heladera que fue donada.

Así lo aseguró Dario, un joven que impulsó la movida solidaria a través de las redes sociales de la cual, muchos se hicieron eco hasta que llegó a buen puerto en beneficio de Stefan y grozpanka.

Se trata de una pareja de extranjeros que llegaron al país en busca de una mejor vida pero que actualmente, pusieron en venta la casa en la que habitan, en Oliveros y piensan regresar a su país.

En diciembre habían sufrido la rotura de su heladera y no tenían el dinero para comprar una nueva, no cuentan con jubilación ni trabajo. Por lo tanto, el pueblo y la región se pusieron en campaña y una persona sobre la cual no se conoció su identidad, realizó la donación en las últimas horas.

Por su parte, la pareja indicó que la vivienda se encuentra a la venta y cuando consigan hacerlo, piensan a regresar a Bulgaria debido a que no cuentan con dinero para sustentarse.