Una mujer y su hija fallecieron ahogadas en Corrientes. Las precipitaciones no cesan en Entre Ríos, Chaco, el noroeste santafesino, el este tucumano y el sudeste santiagueño. Hay decenas de evacuados.

Una mujer y su hija murieron ahogadas tras el desborde de un arroyo en la localidad correntina de Paso de los Libres tras el temporal que castigó esta madrugada a la región del Litoral, que además provocó anegamientos, daños y cientos de evacuados en las provincias de Santa Fe y Chaco.

El único hecho trágico hasta el momento ocurrió en Corrientes cerca de las 1.30, precisamente en la ciudad de Paso de los Libres, cuando una familia se trasladaba en un Fiat Siena e intentó atravesar un puente sobre el arroyo La Despedida.

Al parecer, el agua desbordaba el arroyo y el conductor del auto, identificado como Jorge Maldonado, decidió pasar igual y el vehículo fue arrastrado por las aguas, dijo a Télam el titular de Relaciones Institucionales de la Policía, comisario Sergio Aguilar.

Maldonado y su hijo varón de 11 años salieron del vehículo y lograron nadar hasta la costa, pero su esposa Lidia Fernández y su hija de 7 años no lograron escapar y fueron halladas muertas dentro del auto pasadas las 4 por los bomberos que acudieron al lugar.

Además, el intenso temporal dejó como saldo caída de árboles, postes y tendido eléctrico, además de daños materiales en casas y automóviles y 30 personas evacuadas en Curuzú Cuatiá, según informó la Dirección de Defensa Civil.

Este jueves, Eulogio Márquez, director de Defensa Civil de la provincia, dijo a Cadena 3 que anoche volvió a precipitar “casi 60 milímetros” en las localidades de Paso de los Libres y Curuzú Cuatiá, donde ya se acumulan “más de 300 milímetros”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se desplazó al norte de su provincia para coordinar los trabajos que se llevan a cabo para paliar las inundaciones por lluvias que afectan a unas 300 mil hectáreas de los departamentos 9 de Julio y Vera, donde se registran un total de 80 evacuados.

El secretario de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo, dijo en una entrevista que el mandatario provincial llegó temprano a la localidad de El Nochero para interiorizarse en el lugar de lo que está ocurriendo luego de que en dos semanas precipitaron unos 800 milímetros.

Bomberos y Defensa Civil continuan asistiendo a las localidades afectadas en el norte santafesino.

Por su parte, el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, afirmó este miércoles que “estamos ante una situación de catástrofe” y que este martes se produjo “la lluvia más intensa en los últimos 65 años”, con 250 milímetros de agua caídos que pusieron en “emergencia hídrica” a la ciudad.

“Ha sido una precipitación totalmente excepcional tanto por el volumen como por el corto lapso en la que se ha producido”, remarcó el jefe comunal y señaló que aún hay “áreas muy afectadas, especialmente el sur de la ciudad”.

Al menos 90 familias fueron evacuadas en las últimas horas y Capitanich dijo que “se las asiste con alimentos, ropa, cobertores y otros elementos: estamos en condiciones de alojar y dar contención a unas 3.500 familias”.

Localidades chaqueñas recibieron más de 200 milímetros de lluvia.

El ministro de Gobierno chaqueño, Martín Nievas, dijo este jueves a Cadena 3 que las lluvias no han cesado y la situación es “extraordinaria e imprevisible”.

“Se preveía alguna probabilidad de lluvia pero nos sorprendió a todos a partir de antenoche, cuando se desató una tormenta que fue extraordinaria de todo punto de vista”, dimensionó Nievas.

“No estamos acostumbrado a tanta actividad eléctrica y la cantidad de milimetraje. Llovieron 150 milímetros en una hora y media”, informó, sobre la capital chaqueña.

Las localidades más afectadas por las inundaciones son Barranquera, Fontana y Puerto Vilelas, ubicadas en la zona metropolitana de Resistencia, donde las precipitaciones acumulan 220 milímetros.

Localidades chaqueñas recibieron más de 300 milímetros de lluvia.

“Por más que los sistemas de desagüe han funcionado, tanto milimetraje en tan corto tiempo se volvió insuficiente para evitar que bastas zonas terminaran inundadas”, explicó.

Nievas informó que hay 3.500 ciudadanos afectados , mientras que los evacuados “no son tantos” y se encuentran contenidos en escuelas públicas.

“Se ha declarado la emergencia para poder dar respuestas rápidas y urgentes. Todos los ministerios están en una mesa de crisis, coordinando con todos los municipios”, cerró.

Más de 3.500 personas fueron afectadas por el temporal en Chaco.

En Tucumán, una de las zonas más afectadas fue la de la localidad de Finca de Mayo, donde el meteoro dejó familias evacuadas, calles anegadas, caída de árboles y postes de alumbrado público.

Brenda Suárez, vecina de Finca Mayo, aseguró que “1.500 vecinos se vieron afectados por el temporal”.

Un fenómeno similar se registró en las localidades de La Florida, Los Ralos y Delfín Gallo.

El ministro de Producción de Santiago del Estero, Miguel Mandrile, indicó a Cadena 3 que el panorama más complicado es en el sur provincial.

“Hay dos departamentos afectados. Ayer en el operativo evacuaron a 60 personas, que llevaron a una escuela, y les dan colchones y comidas”, precisó.Calculan pérdidas millonarias en el sur santiagueño.
En Entre Ríos, en tanto, las intensas precipitaciones generaron anegamientos en distintas localidades.

El secretario de Gobierno de Santa Elena, Guillermo Vega, indicó a Cadena 3: “Llovió los últimos 7 días unos 180 milímetros, que es muchísimo. Perdió capacidad de absorción el suelo. Santa Elena tiene desniveles, y tuvo esa situación en la parte más baja, en la puerta de un antiguo frigorífico. El problema pasa también porque tuvimos casi el 80% de la localidad afectada por el colapso de desagües pluviales y cloacales, con casas anegadas”.