El ciclista argentino Maximiliano Richeze (Deceuninck-Quick Step) sufrió un atropello este jueves mientras entrenaba en la provincia de Buenos Aires. El sprinter, de 35 años, fue embestido por un automóvil, que provocó su caída.

A la espera de exámenes médicos más profundos, Richeze dice sufrir intensos dolores en una rodilla. “Y pudo haber sido peor, gracias a que miré hacia atrás para controlar el tráfico y vi que se venía el coche2, ha explicado el sprinter en declaraciones al portal ciclismo internacional.

“Si no veo al auto y me agarra más distraído podría haber sido mucho peor”, insiste Richeze, que anticipó el golpe, evitando que el coche le diera de lleno, que le tocase lateralmente en un hombro.

“La mujer que venía en el auto dijo que se le bajó la presión y se tiró a la banquina (el arcén) para frenar, pero nunca frenó”, explica Richeze.