Apenas tiene un año, tiempo suficiente para que Instagram alucinara fuerte con su pelazo. Tal es el culto digital al melenón de Baby Chanco, que Pantene ha decidido que esta bebé japonesa tiene el pelo más bonito del mundo y la ha contratado como su nueva embajadora global.


Solo ha cumplido un año pero ya puede presumir de haber protagonizado una de esas historias increíbles de éxito por la vía digital. Baby Chanco, una preciosa bebé japonesa cuyos padres quisieron abrirle un perfil en Instagram, lleva meses alucinando a sus fans en las redes gracias a una mata de pelo como pocas veces hemos visto: tiene una melena lisa y oscura típica de la belleza de su país, pero con una densidad sobresaliente. Un melenón. Pelazo.

Tal es el culto al pelo de Baby Chanco, que ha conseguido reunir con solo 92 publicaciones a 333.000 seguidores, todos hipnotizados por sus peinados y posados, totalmente entrañables. Hay que reconocerle la pericia fotográfica con el Iphone a Mami Kano, autora tanto de los selfies de su niña como de sus looks. No solo la peina con fantásticos lazos de todos los tamaños, sino que muestra el sentido del humor familiar con despeinados imposibles que no pueden ser más simpáticos.

Seducidos por el carisma de Baby Chanco, la revista estadounidense “People” publicó el año pasado un perfil en el que pedía para ella su propia campaña para Pantene, la marca de productos capilares que ha convertido en seña de identidad la búsqueda del pelo bonito. Dicho y hecho: el representante de la marca en Japón se puso en contacto inmediatamente con la familia para pedir la colaboración de la niña. “La personalidad de Chanco coincide exactamente con el tipo de mujer que queremos respaldar”, ha explicado Yoshiaki Okura. Desde esta semana, protagoniza su propia campaña de pelo y figura como embajadora global. ¡Alucinante!