Personal de la Policía de Investigación (PDI) realizó excavaciones en la casa de la abuela de Maxi Sosa, el nene desaparecido hace tres años en la ciudad de Ceres. La mujer y su pareja están detenidos en la causa que busca determinar qué pasó con el niño, del cual nunca más se supo nada.

Claudia Iturre, periodista de FM Alternativa de Ceres, habló por Aire de Santa Fe y contó que el procedimiento en la vivienda del barrio Juan Pablo II comenzó muy temprano este jueves. Fue dispuesto por el Juzgado Federal que actualmente está a cargo de la causa y trabajan efectivos de la PDI de Rafaela y de la División de Búsqueda de Personas víctimas de Trata.

“A las 9:30 llegó personal de otras dependencias policiales, con otro perro adiestrado para este tipo de búsquedas. No dejan acercar a nadie. A los periodistas que llegamos al lugar nos tomaron los datos y nos dijeron que no pueden darnos información. El hermetismo es casi total“, precisó Iturre.

Además, dijo que la noticia conmocionó a la localidad de Ceres. “Hoy todo el mundo habla de esto en la calle”, agregó.

El operativo finalizó cerca de las 14, sin resultados positivos.

¿Por qué ahora?
Consultada en torno a cuáles fueron las novedades en la causa que determinaron que se ordene el procedimiento, la entrevistada sostuvo que es algo que no está claro. “Tres meses atrás, una vidente publicó en las redes sociales que el nene está enterrado en el patio de esa vivienda. Esta excavación se hace a pedido de la mamá de Maxi, que se habría hecho eco de lo que dijo la vidente”, indicó Iturre, aunque aclaró que es algo que no está plenamente confirmado.

La periodista recordó que “tres años atrás, en los días posteriores a la desaparición, se había buscado y rastreado con perros ese domicilio. También un terreno lindero y la casa de la pareja de la abuela, todo con resultado negativo”.

El caso
La última vez que alguien vio a Maxi fue el 21 de diciembre de 2015. Jugaba con un amigo en la vereda de su casa de Ceres. Lo buscaron por agua, por tierra y por aire. Existía una hipótesis de que lo habían “entregado” por dinero. También se habló de que lo habían secuestrado y hasta se corrió el rumor de que había tenido un accidente. Sin embargo, ninguno de estos presupuestos pudo ser confirmado.

La investigación puso el foco en la familia del nene. Se determinó que la abuela de Maxi (Patricia Sayago) y su pareja (Ariel Malagueño) se llevaron al menor sin el permiso de su mamá y lo retuvieron. Lo que sigue, es todo misterio hasta el día de la fecha.

La ciudad de Ceres está emplazada sobre la Ruta Nacional 34, en el departamento San Cristobal. Dista 260 kilómetros de la capital provincial y 15 kilómetros del límite interprovincial con Santiago del Estero.

El estado de la causa
El 1 de agosto de 2016 la Justicia dispuso la prisión preventiva para ambos sospechosos. En junio de 2018 el caso pasó a la órbita federal, ante la presunción de un hecho de trata de personas. En octubre del año pasado el Ministerio de Justicia de la Nación ofreció un millón de pesos como recompensa para quien pudiera brindar información sobre su paradero.

En mayo de 2018, el Ministerio de Seguridad de la Nación difundió imágenes que recrean el posible rostro que tendría el nene en la actualidad. Especialistas de la Policía Federal generaron la eventual apariencia del chico, que en ese momento hubiera cumplido seis años de edad, con dos cortes de pelo probables.