En cuatriciclos ganó González Ferioli y Cavigliasso se afirma adelante.

La Base Aérea de Arequipa recibe a la caravana Dakar. Este lugar será la distribución de la competencia, ya que desde aquí saldrá la etapa “Maratón” y además será el lugar de descanso el sábado próximo. Pero aquí también concluyó la tercera etapa, proveniente desde San Juan de Marcona. Desde la ventosa ciudad costera a los 2600 metros de altitud de “La Joya” peruana.

Ya en el tercer día dos candidatos, y ellos españoles, quedaron marginados del Dakar 2019. Joan Barreda Bort, candidato de Honda en motos, abandonó tras quedar atrapado en un pozo rocoso. No pudo salir y desertó, aunque no ha sufrido golpes. Sólo pudo ser rescatado con un helicóptero.

El otro es el último ganador en autos, Carlos Sainz, que sufrió la rotura de la suspensión delantera izquierda de su Mini y ya no tiene recuperación alguna.

Con estas deserciones tan importantes, hay argentinos que se acomodan en las clasificaciones generales. El salteño Kevin Benavídes, compañero de Barreda en Honda, se ubica en el segundo lugar en la clasificación, detrás del chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), a 11m23s.

En autos, el francés Stephane Peterhansel, el hombre récord del Dakar con 13 triunfos, se impuso con Mini, y así se recuperó del traspié sufrido el día anterior. De todas formas, en la general sigue adelante un Toyota, esta vez de la mano del qatarí Nasser Al-Attiyah, tras el retraso de su compañero Giniel de Villiers.

El dominio argentino en cuatriciclos es notable. Nicolás Cavigliasso sigue firme en la vanguardia de la clasificación general, al obtener ahora una ventaja de 29m52s respecto de su escolta, el también cordobés Jeremías González Ferioli, vencedor de la tercera etapa. Detrás se ubica el bahiense Gustavo Gallego.

En camiones, los Kamaz alternan sus victorias. Esta vez fue Mokeev Karginov, mientras que su compatriota ruso Edard Nikolaev sigue la frente en la general. Federico Villagra, con Iveco, se mantiene expectante, a 5m17s de la punta.

El jueves habrá etapa maratón. Las motos y los cuatriciclos viajarán rumbo a Moquegua, mientras que los autos y los camiones se trasladarán a Tacna, extremo sur del territorio peruano. En ambos casos, los participantes no contarán con los equipos de asistencia, por lo que deberán arreglarse solos para volver, el viernes, en la 5ª etapa, a Arequipa, en la previa de la jornada de descanso.