Una mujer de 82 años murió calcinada tras incendiarse su propiedad. Los bomberos no pudieron socorrer a la mujer. La señora estaba postrada, era fumadora y aparentemente el incendio se desató por la colilla de un cigarrillo.

Fueron los vecinos los primeros en intentar apagar el fuego. El cuerpo será trasladado al Instituto Médico Legal para realizarle la autopsia correspondiente.