La chica de 17 años fue asesinada el domingo a la madrugada, luego de salir de un boliche en la ciudad de Esperanza.

La ciudad santafesina de Esperanza quedó invadida de dolor e impotencia por el asesinato de Agustina Imvinkelried, la joven de 17 años que estaba desaparecida desde el domingo cuando salió de un boliche. Diferentes organizaciones y colectivos de mujeres convocaron a una movilización para pedir Justicia en el centro de la ciudad.

La convocatoria fue este lunes por la noche en la plaza San Martín de Esperanza, donde cientos de personas protestaron frente a la municipalidad. “Por Agustina y por todas las pibas”, se leyó en una de las tantas pancartas que expusieron los presentes. “Basta de matarnos” y “Disculpe las molestias, pero nos están asesinando”, decían los carteles de las mujeres que encabezaban la movilización.

“Ni Una Menos Santa Fe” fue una de las organizaciones que llamó al encuentro, bajo el lema “Hoy nos abrazamos, vivas nos queremos”. Mientras que el colectivo feminista “La Descolonizada” se sumó a la iniciativa con la consigna: “¡Basta de femicidios!”.

Como estos crímenes no entienden de límites territoriales y el problema se extiende en toda la provincia y en el resto del país, también hubo una movilización desde las 20 en la capital provincial, en la plaza 25 de Mayo. Estas organizaciones, además, habían tenido un rol activo durante la búsqueda de Imvinkelried.

La chica fue encontrada asesinada, con golpes, escondida en una zanja, entre pastizales y tapada con algunas hojas y ramas, a solo 200 metros del boliche Teos, sobre la ruta 6, donde había sido vista por última vez pasadas las 5.50 del domingo.