La dirigente de la Tupac Amaru fue encontrada culpable en la causa conocida como “Pibes Villeros”. Fue juzgada por el millonario desvío de fondos destinados a la construcción de viviendas sociales

Milagro Sala fue encontrada culpable de defraudación al Estado, asociación ilícita y extorsión en la denominada causa “Pibes Villeros” y condenada a 13 años de prisión.

Durante el proceso se investigó el desvío de fondos estatales por más de 60 millones de pesos, cobrados por cooperativas para construir viviendas sociales, entre 2011 y 2015, las cuales nunca se realizaron.

Para los jueces, Sala era la jefa de esta asociación ilícita, , que con la ayuda de funcionarios provinciales y municipales operaban para extraer dineros de programas habitacionales nacionales, los cuales “fueron utilizados con otros fines”.

De esta manera, las cooperativas jujeñas “pedían trabajo y presionaban al gobierno provincial y a los municipios” para que se les entregue tierras y así conseguir la realización de diversas obras en barrios de la capital jujeña y localidades del interior.