PAMI implementó un comité de emergencias para asistir a sus afiliados de Chaco, Santiago del Estero, Entre Ríos, Corrientes, Córdoba, Santa Fe y Tucumán, damnificados por las inundaciones originadas por las fuertes lluvias de los últimos días.

Asistentes sociales y personal del Instituto siguen acercando kits con elementos de primera necesidad y de limpieza a los evacuados, a la vez que médicos del Instituto evalúan el estado de salud de los afiliados en las zonas afectadas por la inundación.

PAMI está realizando un relevamiento acerca de la situación general de los afiliados en las localidades afectadas de cada provincia. Según datos obtenidos hasta el momento, alrededor de 200 personas mayores fueron atendidas en distintos puntos de Santa Fe, 180 en Corrientes y más de 50 en Santiago del Estero. En muchas de estas zonas, y debido a la situación, se declaró la emergencia hídrica.

En los casos de aquellos afiliados que debieron ser evacuados de sus domicilios, se les asignaron lugares provisorios donde también reciben asistencia de PAMI, además de donaciones.

PAMI continuará evaluando la situación durante los próximos días, a los fines de hacer llegar su asistencia a los afiliados que así lo requieran.