Del procedimiento participaron unos 100 efectivos de diversas secciones que requisaron cada una de las celdas. Además, se usaron paletas para detectar elementos tecnológicos. La requisa tuvo lugar luego del horario de visita de familiares de internos y como resultado se secuestraron más de 30 teléfonos celulares y otros elementos no permitidos, como armas blancas y estupefacientes. 

Desde el Ministerio de Seguridad volvieron a insistir en la necesaria implementación de la medida que restringe a 2kg por persona para el ingreso de alimentos los días de visita.

Los elementos secuestrados fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Acusación para que lleve adelante las medidas correspondientes y se informó el nombre de cada uno de los internos que contaban con dichos elementos.

Desde el Servicio Penitenciario, Martinez Saliba explicó que “las medidas preventivas son las adoptadas oportunamente, cómo ser la limitación de paquetes que hoy se encuentran suspendidas. Entendiendo que si la medida preventiva no pudo prosperar, se procura requisar y erradicar la tenencia de elementos no permitidos”.

En ese sentido, volvió a pedir que la Justicia “habilite la medida que venimos pidiendo para restringir el ingreso de alimentos a 2kg por persona para poder agilizar la requisas que se hace previo a que los familiares entren a la visita y así tener un mejor control de lo que llevan a los internos. Es necesario poder contar con esa herramienta para tener un mayor control del ingreso de elemento y agilizar las requisas para que los internos puedan estar más tiempo con sus familiares”.