Ante un panorama desolador, familiares y amigos no pierden las esperanzas y agotan todos los recursos para encontrar la aeronave donde el futbolista argentino viajaba rumbo a Cardiff, Gales.
Después de que la familia de Emiliano Sala sobrevolase la zona este lunes en un avión alquilado, la búsqueda privada de la aeronave donde el futbolista argentino viajaba de Nantes a Cardiff contará con un robot submarino que barrerá el fondo del Canal de la Mancha.

Tal cual informó en las últimas horas el periodista Christian Martin (Fox Sports), quien sigue de cerca la desaparición del jugador santafesino, los expertos “van a comenzar con 25 kilómetros a la redonda de donde la avioneta desapareció de los radares y van a barrer el fondo del Canal de la Mancha con un robot submarino”.

Tras hablar con expertos en aviación, Martin vaticinó que “hay un 99 por ciento de posibilidades de que el avión haya perdido aerondinamia cuando el piloto quiso descender para que se descongelaran las partes del fuselaje, y el piloto y Emiliano Sala se hayan ido abajo del Canal de la Mancha con los cinturones de seguridad puestos”. Sin embargo, adelantó: “Lo van a encontrar al fuselaje, y es muy probable que los cuerpos estén ahí”.

La búsqueda submarina estará a cargo de David Mearns, un oceanógrafo británico y directivo de la empresa de búsqueda en el mar Bluewater Recoveries, contratada por la familia de Sala para dar con el paradero del delantero. “Las búsquedas submarinas son la siguiente etapa si la búsqueda en superficie no da resultados”, explicó el experto, precisando que esta última fase seguirá el jueves y el viernes con la ayuda de dos barcos pesqueros.

Y agregó: “No podemos garantizar nada, no podemos garantizar que encontraremos el avión, pero tenemos buenas esperanzas“. Según explicó Mearns, la zona de la búsqueda el mar tiene una profundidad de unos 65 metros, aunque en algunos puntos alcanza hasta 110.

Las dificultades climáticas de la región podrían retrasar la continuidad de la búsqueda, motivo por el cual Mearns adelantó que el procedimiento bajo agua recién comenzaría durante el fin de semana. “En base a las previsiones meteorológicas, tenemos esperanza en poder iniciar las búsquedas submarinas durante el fin de semana, lo más probablemente el domingo”, explicó.

Sin embargo, aclaró: “El buque de inspección se está movilizando actualmente en Southampton y, sujeto a las condiciones climáticas, se reubicará en Guernsey el jueves o viernes de esta semana”.