Ante la persistencia del mal tiempo y las lluvias constantes en las ciudades del norte provincial, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe se puso a disposición para la recepción y posterior distribución de donaciones para aquellas personas cuyas viviendas se encuentran anegadas y no posean ropa en condiciones de uso.

En Santo Tomé, la delegación de la mencionada repartición provincial funciona en las dependencias de la Oficina Municipal de Atención al Consumidor y Usuario, ubicada en 25 de Mayo 1948. Allí, las donaciones se recibirán a partir de hoy y hasta el 8 de febrero inclusive, de lunes a viernes en el horario de 8:00 a 12:30 y, de lunes a jueves de 17:00 a 20:00.

“La principal demanda que han recibido nuestros colaboradores en las ciudades inundadas son ropa y abrigo. Pese a la época del año, los altos registros de humedad y los vientos hacen que las personas requieran alguna clase de abrigo; mínimamente ropa seca”, explicó el defensor del Pueblo, Raúl Lamberto.