Las altas temperaturas de ayer colapsaron parte de la distribución eléctrica. La demanda de energía se acercó al récord. Hoy se espera una máxima de 34°.

Capital Federal y el Gran Buenos Aires se transformaron en un horno a fuego lento y para colmo miles de vecinos se quedaron sin luz. De acuerdo al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), más de 49 mil usuarios de la distribuidora Edesur y más de 21 mil de Edenor actualmente están sin suministro eléctrico.

Según datos proporcionados por la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa), el Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica (SADI) requirió 24.856 megavatios de potencia hasta el mediodía del martes. El récord de demanda se registró el 8 de febrero del año pasado, con 26.320 megavatios.

Ese día en el área metropolitana de Buenos Aires se registró una temperatura promedio de 30,2 grados, pero este este martes la sensación térmica fue la más alta de los últimos tiempos. En la ciudad trepó a 44.9 grados, superando incluso los agobiantes valores del lunes.

“Casi 45 grados de sensación térmica fue el tope registrado en la ciudad, que duró hasta que bajó la humedad a 48% y colocó la sensación otra vez en los 44 grados”, explicó a Télam Cindy Fernández, la difusora de turno del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Según el último parte, la temperatura máxima alcanzó los 36,7 grados.

La meteoróloga informó que la sensación térmica en el Aeroparque Jorge Newbery fue aún mayor, de 46,5, mientras que en Campo de Mayo, en la zona metropolitana, la misma variable midió 46 grados.

Al igual que este lunes, el SMN emitió un alerta naranja para Buenos Aires y San Juan. Mientras que para Mendoza, la situación es aún más compleja: consideran que la temperatura sobre la salud es de “alto extremo”.

Por parte de la empresa Edesur, el apagón se registró principalmente en los barrios porteños de Recoleta, San Telmo, Monserrat y Balvanera. Mientras que en Gran Buenos Aires las zonas más afectadas son las de Berazategui, Temperley, Florencio Varela, Quilmes y Lomas de Zamora.

Los vecinos de Olivos, San Martín, Bella Vista, Del Viso y el barrio de Núñez sufrieron en mayor número los cortes del servicio que proporciona Edenor.

Las recomendaciones ante las altas marcas térmicas que se registran en gran parte del país son: aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed, para mantener una hidratación adecuada; evitar exponerse al sol en exceso, principalmente entre las 11 y las 17; usar cremas de pantalla solar; evitar bebidas alcohólicas o muy azucaradas; usar ropa ligera, holgada y de colores claros, anteojos oscuros y sombrero y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.