El jefe de Estado le ofreció al autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela realizar comicios parlamentarios un día antes de que se cumpla el ultimátum de Europa.

 

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, encabezó el sábado un acto multitudinario en Caracas para celebrar el 20 anivesario de la llega de Hugo Chávez al Palacio de Miraflores, pero, presionado por la oposición, Estados Unidos y Europa, cambió de estrategia para intentar conservar el poder disputado desde el 23 de enero por el titular de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, autoproclamado “presidente encargado” de ese país

“La Asamblea Constituyente está debatiendo varios proyectos: saben ustedes la crisis que está teniendo la Asamblea Nacional burguesa”, empezó. “La Constituyente tiene en su agenda la evaluación constitucional, histórica y política para llamar a un adelanto de elecciones parlamentarias este mismo año”, sorprendió Maduro a propios y extraños, aunque los militantes movilizados lo aplaudieron. Hasta ahora, las próximas legislativas están establecidas para 2020.

“¡Yo estoy de acuerdo! Que se relegitime el poder legislativo del país y que vayamos a unas elecciones libres, con garantías y que el pueblo lo decida por una nueva Asamblea Nacional ¿Ustedes, de acuerdo?”, interpeló a todos los presentes. “¡Sí!”, respondieron de inmediato.

“¿Quieren elecciones? ¿Quieren adelanto de elecciones? ¡Vamos a elecciones parlamentarias, pues!”, interrogó luego desde el atril apuntándole a Guaidó, que en paralelo encabezaba una de las “333 marchas: una por municipio”, que había convocado por la mañana.

Para eso, Maduro le avisó al que estaba a su lado, Diosdado Cabello, titular de la Asamblea Constituyente (AC): “Diosdado, vamos a hacer una consulta nacional en cabildos bolivarianos abiertos para consultarle al pueblo sobre esa solución política. Podemos consensuarla con la oposición, si quiere, en una mesa de diálogo ¡Nosotros queremos!”.

El domingo se cumplirá el plazo establecido por los líderes de Europa como “ultimátum” para que Maduro convoque a elecciones presidenciales. El jefe de Estado, en cambio, ofreció legislativas.