El Dr. José de Prado, Jefe del Servicio de Otorrinolaringología, relató el cuarto implante realizado este sábado por el Servicio. Es de destacar que éste procedimiento quirúrgico permite recuperar, en parte, la audición perdida por pacientes adultos, lo cual redunda en la calidad de vida y la integración social de las personas.

“Esto no es poca cosa, ya que una de las dificultades con que se enfrentan las personas que van perdiendo su audición, es la capacidad de relacionarse con sus seres queridos y sus amistades. De esta manera hacemos un gran aporte para que puedan llevar adelante una vida de relación e integración social” expresó el Dr. de Prado. “Es en este sentido que queremos destacar el trabajo y compromiso de todo el equipo que hace posible esta continuidad y profundización de la técnica, como también agradecer a un vecino (el Técnico José Luis Arber), que desinteresadamente por tratarse de un hospital, arregló un microscopio que, de no ser así, necesitaría ser derivado a Buenos Aires, con lo que esto hubiese significado para las arcas del Hospital y el tiempo que hubiéramos perdido. Hay un gran entusiasmo, cuyo motor son los médicos concurrentes y residentes, y nos parece oportuno difundirlo a la opinión pública y al interior del Hospital. Que hayamos trabajado un sábado, es solo una anécdota: cuando se quiere se puede” culminó expresando.
Queremos agradecer a Ivonne Arce, Maxi Aguilar (secretaría), Patricia Ramírez y Pablo Jamezuk que instrumentaron y circularon, Gabriela Fernández, Luis Le Bras, Patricia Montiel, Verónica Ayala (enfermeros), al personal de Limpieza de la sala ocho y al personal de quirófano, , Zulma Galván, Belén Gorosito, Vanesa Perezlindo, e Irma Pereyra (Xuxa), por último a la Dra. Mariela Beltramini, anestesióloga.