Los diferentes actores de la cadena productiva de la yerba mate decidieron hoy pasar a cuarto intermedio hasta el próximo jueves al no llegar a un acuerdo de precios para la hoja verde de yerba mate y canchada para la próxima cosecha, informaron representantes de la producción.


La primera reunión para acordar los nuevos valores de la materia prima se llevó a cabo esta mañana en la sede del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), en Posadas, donde el sector de la producción rechazó la propuesta de la industria de 10,38 pesos para el kilo de hoja verde, lo que representa un aumento del 9% de los valores actuales.
Por su parte, el dirigente yerbatero de la zona norte, Julio Peterson, manifestó que los productores manejan una grilla de costos de “$15,36 para el kilo de hoja verde” y que juntamente con otros dirigentes y asociaciones, “haremos un acta para presentar el jueves en la primer reunión con el directorio del INYM”.
Según el productor, están dispuestos a “flexibilizar” su planteo hasta los $13, “manejando márgenes de ganancias y rentabilidad para los productores”.
“Consideramos que 15,36 es la postura que se tiene que dar debido a la amortización del capital, renovación de tractores, de camiones, de maquinaria, pero también entendiendo la situación económica del país que cada día está más complicada por los altos costos bancarios”, por lo que “decidimos que si no pueden pagarnos $15,36 flexibilizamos a un piso mínimo de 13, menos de eso no vamos a aceptar”, aseguró.
“Con $13 el productor se puede mantener al día con los impuestos, con las cargas sociales, con un buen sueldo para el trabajador ya que hoy lastimosamente el trabajador perdió la adquisición económica del salario”, finalizó.
En tanto, la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM) y la Federación Agraria Argentina (FAA) de Misiones aseguraron que plantearán dos posturas, una es de $15,36 y otra de 50 centavos de dólar.
En el caso de que industriales y productores no lleguen a un acuerdo de precios para la materia prima para la próxima cosecha, el INYM deberá enviar las actuaciones a la Secretaría de Agroindustria, a cargo de Luis Miguel Etchevere, la que se encargará de laudar un nuevo precio.